Todo bajo control
en la vorágine de la adopción móvil

Tres estrategias para simplificar las operaciones
y aumentar la eficiencia

La comodidad de los dispositivos móviles pone la Web a nuestro alcance en todo momento. Así pues, tanto las empresas como los propietarios de contenido afrontan constantemente la abrumadora tarea de ofrecer una experiencia digital moderna, acorde con las elevadas expectativas de sus clientes. Por eso, están recurriendo a las redes de distribución de contenido (CDN, por sus siglas en inglés) con el fin de superar los retos que se plantean en cuanto a velocidad, rendimiento y seguridad, tres factores esenciales para que los clientes guarden fidelidad a la marca o abandonen toda lealtad.

Además, cuando se elige la CDN apropiada, se produce un impacto considerable en la organización, la infraestructura y la experiencia del usuario final. La clave estriba en el control: si ejerce un control más férreo, puede simplificar las operaciones, acelerar la comercialización y facilitar el trabajo de los equipos de TI y de marketing.

Aproveche la CDN para mantener la sencillez
y ejercer un control más férreo.

Adapte las herramientas y la infraestructura de red de modo que favorezcan la colaboración transversal.

En esta era del marketing digital de última generación, es frecuente que los departamentos de TI y de marketing deban ir de la mano. Aunque es importante que compartan la titularidad de la estrategia digital (desde la concepción hasta la ejecución), supone una presión añadida para ambos departamentos, cuya dependencia mutua no hace sino aumentar. Introduzca herramientas basadas en la nube que, además de descargar la lógica de las aplicaciones empresariales, aumenten el control que se ejerce sobre determinados aspectos de la experiencia del usuario. Para aliviar la presión sobre el departamento de TI, los equipos de operaciones de marketing tienen la posibilidad de utilizar interfaces de usuario (o API) adecuadas, con características como las siguientes:

Aplicaciones de sala de espera para las campañas de marketing de gran volumen

Capacidad para segmentar el público para las pruebas A/B y multivariante

Automatización de la distribución de imágenes con la máxima calidad visual y el mejor rendimiento posible

Automatice y organice la lógica empresarial en sus distintas nubes privadas y públicas.

La complejidad de la infraestructura de red suele abrumar al personal y tener un efecto negativo en los usuarios finales. En lugar de configurar diversos componentes de hardware para construir una solución con una lógica compleja, la CDN apropiada permite trasladar esas decisiones al perímetro, una capa de integración en la nube, que facilita el funcionamiento impecable tanto de las aplicaciones como de los servicios web.

Aunque esté modificando la configuración o la aplicación esté ocupada, varios enfoques impiden la saturación de las aplicaciones basadas en la nube, como los siguientes:

Direccionamiento de la sobrecarga de tráfico a aplicaciones de sala de espera

Hágase con el control empleando la información sobre el público para mejorar su experiencia.

El panorama de la distribución web se complica por momentos debido a la proliferación de dispositivos móviles, sitios, aplicaciones y API. La actual obligación de ofrecer una experiencia de ese calibre con conexiones Wi-Fi o móviles de gran latencia es un mero elemento más del reto que supone ofrecer la experiencia perfecta a todos los usuarios finales.

Tanto si la empresa acaba de emprender el diseño como si ya ha incluido esta clase de lógica en la aplicación, sus desarrolladores se benefician de una mayor escalabilidad si trasladan a la nube los comportamientos condicionales de solicitud y respuesta. Además, por diversos que sean los destinatarios, no tiene por qué aumentar la complejidad de la lógica precisa para entregarles el contenido.

Hay disponibles API o interfaces de usuario que resultan útiles para controlar estos comportamientos, por ejemplo:

Redireccionamientos Redireccionamientos y reescrituras condicionales de URL en función del dispositivo utilizado, la URL de la ubicación, la ruta u otros atributos de las solicitudes

Aceptación o denegación de solicitudes en función del valor de las cookies, la dirección IP o el método de solicitud

Despliegue gradual de actualizaciones del sitio o la aplicación para el público en función de los atributos de los visitantes, la ubicación o el contenido solicitado

La sencillez es posible
incluso en un mundo complejo.

Si desea ofrecer una experiencia óptima y satisfacer las expectativas de los difíciles usuarios móviles de hoy en día, no queda más remedio que enfrentarse a la diversidad de dispositivos, navegadores y plataformas. Aparte de mejorar la velocidad, el rendimiento y la seguridad, una CDN de última generación proporciona una lógica basada en la nube que simplifica las arquitecturas de red, fomenta la colaboración entre los equipos y coordina la calidad en la experiencia de un público variado, en distintas circunstancias.

Aproveche las nuevas aplicaciones de nube inteligentes y escalables de Akamai para simplificar las operaciones web en la organización, la infraestructura y el público.

Más información sobre las aplicaciones de cloudlet