Arquitectura de cloud computing

A medida que el mercado de cloud computing sigue madurando, han surgido toda una serie de modelos de implementación de la nube. Los modelos de la nube se suelen clasificar según el lugar donde se implementa el entorno de nube (la base de la distinción entre nube pública, nube privada, nube comunitaria y nube híbrida) y según la parte del servicio de TI y de la pila de aplicaciones que proporciona la nube (la distinción entre nubes de IaaS, PaaS y SaaS). Independientemente del modelo de nube que elija una empresa, las nubes tienden a tener ciertos elementos de arquitectura de cloud computing en común. Estos componentes de la arquitectura de cloud computing son los que constituyen la "nube".

Elementos comunes de la arquitectura de cloud computing

Aunque las nubes varían ampliamente en cuanto a detalles de implementación, la arquitectura de cloud computing suele incluir estos elementos comunes:

  • Nivel de virtualización. La virtualización de los servidores y la virtualización del almacenamiento juegan un papel clave en la arquitectura de cloud computing, puesto que ofrecen una de las principales ventajas de la nube: la agilidad. Un nivel de virtualización permite a los proveedores aprovisionar o desaprovisionar rápidamente servidores en la nube para satisfacer las necesidades de los usuarios del servicio.
  • Almacenamiento escalable horizontalmente. La escalabilidad es otro rasgo distintivo de la arquitectura de cloud computing y desde el punto de vista del almacenamiento, se suele derivar de tecnologías que aprovechan grandes grupos de componentes de hardware de consumo que se pueden ampliar de manera sencilla y económica según crece la demanda de infraestructura y recursos de almacenamiento.
  • Mecanismos para admitir varios inquilinos. Un servicio de cloud computing debe permitir la segregación física o virtual de los datos almacenados según el inquilino y ser capaz de hacer un seguimiento del uso del servicio por inquilino. Es importante destacar que el uso de varios inquilinos es una característica integral incluso en nubes privadas: en este contexto, los inquilinos son los diferentes departamentos o grupos de trabajo dentro de la empresa.
  • API web. Otro elemento clave de la arquitectura de cloud computing es un conjunto de API web (con métodos estándar, como llamadas HTTP RESTful, XML y SOAP) a través de las cuales se puede llamar a los servicios en la nube. Esto permite que los servicios estén disponibles a través de un navegador web estándar o de otra aplicación cliente HTTP.

Un componente de la arquitectura de cloud computing que se suele pasar por alto

A la hora de considerar la arquitectura de cloud computing en todo su alcance, es importante reconocer que una parte importante de la arquitectura es la red pública de Internet. Para cualquier nube pública y para muchas nubes privadas que atienden a empresas dispersas geográficamente, la red pública de Internet tendrá un impacto negativo en el rendimiento y la fiabilidad del servicio de cloud computing, ya que todos los usuarios acceden al servicio en la nube de este modo. En el caso de los proveedores de servicios en la nube y las empresas que utilizan servicios en la nube, las actividades de optimización y gestión de la nube deben tener en cuenta este aspecto importantísimo de la arquitectura general de cloud computing.

Akamai ayuda a optimizar la arquitectura de cloud computing

Durante más de una década, Akamai ha sido el líder a la hora de ayudar a los proveedores de servicios y a las empresas a distribuir sus aplicaciones y sitios web a través de la red pública de Internet de manera más rápida, más fiable y con mayor seguridad. Akamai es una plataforma de nube distribuida de gran envergadura, implementada en más de 100 000 servidores integrados en miles de redes en todo el mundo, lo cual significa que estamos muy cerca de todos los usuarios y centros de datos de Internet en el mundo. Con Akamai, los usuarios de la nube pueden beneficiarse de aplicaciones empresariales rápidas, fiables y seguras, independientemente de donde estén, incluso en las antípodas. El enfoque exclusivo de Akamai en lo que se refiere a la arquitectura también significa que las aplicaciones se pueden trasladar sin problemas entre los centros de datos o los entornos de nube a voluntad y que las optimizaciones de la distribución de aplicaciones se trasladarán automáticamente con la aplicación, sin que el equipo de TI tenga que hacer nada.

Las soluciones empresariales de rendimiento web de Akamai se han creado en la plataforma de distribución de aplicaciones global de Akamai y se han diseñado específicamente para empresas de cloud computing y empresas que utilizan servicios en la nube. Las soluciones empresariales de rendimiento web de Akamai incrementan drásticamente el rendimiento de las aplicaciones en la nube para los usuarios finales, con lo que aumentan las tasas de adopción del servicio y la productividad de los usuarios.

Obtenga más información sobre las soluciones de rendimiento web para la optimización de la nube.