Ataques DDoS

Evitar un ataque DDoS con Akamai

Un ataque distribuido de denegación de servicio, o ataque DDoS, es un intento de saturar un sitio web o servicio online con tráfico desde varios orígenes con el fin de hacer que deje de estar disponible para los usuarios. Conforme las organizaciones migran más datos y procesos empresariales online, la escala y la frecuencia de los ataques de denegación de servicio sigue aumentando. Para resistir ante un ataque DDoS, las organizaciones necesitan una solución sencilla, rápida y eficaz que pueda proteger su presencia web, su marca y sus ingresos.

Kona DDoS Defender de Akamai ofrece una solución de seguridad en la nube muy eficaz para detener la amenaza de un ataque DDoS. Gracias a la combinación de la experiencia en seguridad del centro de operaciones de seguridad (SOC) ininterrumpido y la Intelligent Platform™, que ofrece gran escalabilidad, de Akamai, Kona DDoS Defender garantiza que las organizaciones continúen proporcionando la mejor experiencia online a los usuarios, incluso cuando la empresa sufra un ataque.

Cómo detiene Akamai un ataque DDoS

La escalabilidad es la clave de la eficacia de Akamai en la prevención de un ataque DDoS. La Intelligent Platform de Akamai, distribuida por todo el mundo, tiene la capacidad de procesar entre un 15 % y un 30 % del tráfico web global a diario y ofrece la escalabilidad necesaria para gestionar incluso el mayor ataque DDoS. Cuando se produce, Kona DDoS Defender desvía automáticamente el ataque DDoS contra la capa de red, como las inundaciones SYN o UDP, al tiempo que proporciona seguridad de aplicaciones contra ataques DDoS, como inundaciones HTTP GET y POST, mediante su absorción en el perímetro de la red, evitando que el ataque alcance la aplicación de origen.

Capacidades para evitar los ataques DDoS

  • Controles de frecuencia adaptables. Akamai permite a las organizaciones protegerse automáticamente frente a un ataque DDoS contra la capa de aplicación mediante la supervisión y el control de las solicitudes recibidas. Mediante las reglas basadas en el comportamiento, los controles de frecuencia adaptables permiten a las organizaciones responder a los picos de demandas de inmediato, bloqueando a los atacantes en función de la dirección IP y mitigando los ataques de POST lento.
  • Centro de operaciones de seguridad ininterrumpido. El SOC de Akamai ayuda a detectar, analizar y mitigar los ataques en desarrollo, mediante la coordinación y la comunicación con el personal de seguridad de TI in situ de la organización.
  • Soporte completo frente a ataques DDoS. Akamai proporciona un servicio de seguridad completamente gestionado para orientar la respuesta de la organización ante la amenaza de un ataque DDoS. Los expertos de Akamai realizan análisis en tiempo real de los ataques continuos, optimizan las reglas existentes, crean reglas personalizadas cuando es necesario y se adaptan a los cambios de vectores y amenazas multidimensionales.
  • Security Monitor. Esta herramienta de Akamai proporciona visibilidad en tiempo real de los eventos de seguridad y permite a los administradores de TI profundizar en las alertas de ataques para conocer mejor las amenazas en desarrollo.
  • Registro. El servicio Log Delivery Service (LDS) de Akamai permite a las organizaciones integrar los registros de eventos con la gestión de eventos y la información de seguridad (SIEM), y otras soluciones de creación de informes.

Obtenga más información acerca de cómo mejorar la protección contra DDoS de su organización, y acerca del firewall de aplicaciones web de Akamai, además de otros servicios y soluciones en la nube.