Akamai dots background

DDoS

Durante los últimos 15 años, los ataques distribuidos de denegación de servicio, o ataques DDoS, se han convertido en una de las principales amenazas para los sitios web, los servidores y las redes. Los ataques DDoS utilizan malware para controlar de forma remota miles de ordenadores, o botnets, y obligarles a enviar solicitudes falsas a un objetivo específico. Diseñados para dejar fuera de combate a una máquina o un recurso de red y hacer que no esté disponible para los usuarios, los ataques DDoS pueden provocar graves daños a las operaciones, la reputación, la productividad y los resultados de facturación de una empresa.

A pesar de su frecuencia (algunos cálculos indican que se llevan a cabo miles de ataques a diario), es difícil defenderse contra los ataques DDoS. Cada año, los métodos de DDoS se hacen más sofisticados, ya que explotan nuevas vulnerabilidades y encuentran formas de sortear los firewalls tradicionales. Recientemente, los piratas informáticos de DDoS han pasado de atacar los niveles de red y transporte al nivel de aplicación, aprovechando los protocolos de capa 7. Para las empresas que quieren disponer de soluciones superiores para defenderse contra ataques DDoS, Akamai ofrece las mejores soluciones empresariales basadas en la nube para disfrutar de protección contra ataques DDoS.

Soluciones contra ataques DDoS de Akamai

Kona Site Defender de Akamai ofrece defensa de varios niveles contra ataques DDoS, que aumentan de frecuencia, sofisticación y escala. Algunas de las marcas más grandes del mundo dependen de las soluciones de seguridad web de confianza de Akamai para proteger su presencia online y garantizar su rendimiento web.

Aprovechando la potencia de Akamai Intelligent Platform™, Kona Site Defender lleva la seguridad web más allá del centro de datos sin sacrificar el rendimiento web ni afectar a la disponibilidad. Con capacidad para detectar, identificar y mitigar ataques DDoS antes de que lleguen al origen, esta solución de Akamai ayuda a las organizaciones a minimizar los tiempos de inactividad, a reducir los costes y a mantener el rendimiento de aplicaciones y web durante los ataques.

Kona Site Defender detiene el tráfico DDoS en el nivel de red y absorbe el tráfico DDoS en el nivel de aplicación en los límites de la red, para detener de forma eficaz los ataques. Para detener los ataques en la nube antes de que lleguen al origen del cliente, Kona Site Defender implementa capacidades de mitigación dentro de la ruta. Esta solución también utiliza un firewall de aplicaciones web (WAF) que ofrece protección contra ataques en el nivel de aplicación en el tráfico HTTP y HTTPS, como las inyecciones SQL y el scripting entre sitios (XSS).

Ventajas del uso de Akamai para los ataques DDoS

Las empresas pueden confiar en Kona Site Defender de Akamai para lo siguiente:

  • Reducir el tiempo de inactividad y el riesgo empresarial superando los ataques DDoS de mayor tamaño.
  • Mantener el rendimiento durante los ataques gracias a la arquitectura distribuida globalmente de Akamai.
  • Protegerse contra amenazas nuevas y cambiantes con las reglas de Kona, actualizadas regularmente por el equipo de inteligencia de amenazas de Akamai.
  • Reducir el riesgo de robo de datos mediante el firewall de aplicaciones web altamente escalable.
  • Reducir los costes que conlleva disfrutar de seguridad web.