Akamai dots background

Ataques distribuidos de denegación de servicio

Los ataques distribuidos de denegación de servicio (DDoS) se han convertido en una amenaza importante con aumento del número transacciones y procesos que las empresas ponen online. Un ataque distribuido de denegación de servicio utiliza varios sistemas infectados por malware para enviar una enorme cantidad de tráfico a una aplicación basada en web o un sitio web específicos. Con solicitudes procedentes de cientos de miles de orígenes posibles, la disponibilidad y el rendimiento del sitio objetivo descienden drásticamente, lo que provoca su ralentización o bloqueo y la denegación del servicio a los usuarios.

Aunque los ataques distribuidos de denegación de servicio son una forma bastante antigua de amenaza maliciosa, han evolucionado hasta hacerse muy sofisticados, creciendo tanto en complejidad como en volumen. Actualmente, a las empresas les resulta prácticamente imposible ampliar su infraestructura de seguridad para afrontar los ataques DDoS de mayor tamaño. Además, los autores han trasladado la atención de los ataques distribuidos de denegación de servicio de los niveles de transporte y red al nivel de aplicación, en el que los protocolos de capa 7 hacen que los ataques DDoS sean más difíciles de detectar.

Para las empresas que buscan una protección contra ataques DDoS superior, Akamai ofrece soluciones empresariales basadas en la nube que proporcionan defensa en varios niveles contra la creciente frecuencia, escala y sofisticación de los ataques distribuidos de denegación de servicio.

Detención de ataques distribuidos de denegación de servicio con Akamai.

Kona Site Defender de Akamai permite a las empresas mantener el rendimiento y la disponibilidad de los sitios durante ataques distribuidos de denegación de servicio. Esta potente solución es capaz de detectar, identificar y mitigar los ataques DDoS antes que lleguen al origen, aprovechando la enorme escala de Akamai Intelligent Platform™, la plataforma en la nube líder en distribución de experiencias de usuario seguras y de alto rendimiento, en cualquier dispositivo y lugar.

Kona Site Defender detiene los ataques distribuidos de denegación de servicio impidiendo el tráfico de DDoS en el nivel de red y absorbiendo el tráfico de DDoS en el nivel de aplicación en los límites de la red. La funcionalidad de mitigación se implementa de forma nativa dentro de la ruta contra los ataques en la nube antes de que lleguen al origen del cliente. Kona Site Defender incluye también un firewall de aplicaciones web (WAF) con alta escalabilidad para ofrecer protección contra inyecciones SQL, scripting entre sitios (XSS) y otros ataques en el nivel de aplicación del tráfico HTTP y HTTPS.

Beneficios de Kona Site Defender contra los ataques distribuidos de denegación de servicio

Kona Site Defender ofrece distintos beneficios, que permiten a las empresas:

  • Proteger correctamente los sitios y las aplicaciones web contra ataques distribuidos de denegación de servicio.
  • Minimizar el riesgo de una filtración y robo de datos con un firewall de aplicaciones web muy escalable y de alto rendimiento.
  • Mantener el rendimiento y la disponibilidad del sitio web durante los ataques distribuidos de denegación de servicio.
  • Reducir los costes asociados a la seguridad web.
  • Responder al cambiante entorno de amenazas, con normas de seguridad continuamente actualizadas por el equipo de inteligencia de amenazas de Akamai.

Más información sobre las soluciones de Akamai para ataques distribuidos de denegación de servicio y las soluciones para seguridad de CDN, gestión de aplicaciones, etc.