Gestión de la nube

Cloud computing ofrece a las empresas la oportunidad de utilizar la tecnología de la información de forma más eficaz y flexible que nunca antes. Pero los pregonados beneficios de la nube no son automáticos ni están garantizados. Una cuidada gestión de la nube es fundamental para cumplir la promesa de este nuevo paradigma de despliegue y distribución de servicios de TI. El principal desafío que presenta la gestión de la nube para los administradores de TI actuales es la necesidad de garantizar el alto rendimiento y la seguridad de los servicios en la nube.

Gestión de la nube: Desafíos de rendimiento y seguridad

Los operadores de servicios en la nube, ya se trate de grupos empresariales de TI que ejecutan nubes privadas o empresas de cloud computing que explotan servicios de nube pública, se enfrentan a distintos desafíos de gestión de la nube, incluidos la planificación de la capacidad, la optimización del uso de los recursos físicos y virtuales, la puesta en marcha y explotación de un portal de autoservicio para usuarios finales y la implementación de una sistema de medición y cobro. Pero para que el servicio tenga éxito, ningún desafío de gestión de la nube es más importante que garantizar que el servicio está protegido y su rendimiento para los usuarios finales es adecuado.

Lo que hace que el rendimiento y la seguridad sean problemas molestos para los profesionales de gestión de la nube es el carácter integral de la red pública de Internet en la arquitectura de cloud computing. De hecho, junto con los niveles de base de datos, aplicaciones y web, la red pública de Internet en sí puede considerarse como el "cuarto nivel" de la infraestructura de distribución de aplicaciones en la nube. Esto es válido no solo para las nubes públicas, sino también para las nubes privadas explotadas por grandes empresas, en las que el personal de estas puede acceder a las aplicaciones de la nube privada desde cualquier parte del mundo, en cualquier momento y desde distintos dispositivos conectados a Internet.

Las aplicaciones en la nube de empresas públicas o grandes empresas dependen inevitablemente de la red pública de Internet, con su variabilidad y vulnerabilidad inherentes. La cuestión clave de la gestión de la nube es la siguiente: ¿Cómo optimizar el rendimiento y la seguridad de las aplicaciones en la nube distribuidas por Internet?

Soluciones de gestión de la nube de Akamai

Akamai es el líder establecido en optimización de la distribución de contenido y aplicaciones web para que los usuarios finales puedan disfrutar de una experiencia web rápida y fiable en cualquier momento, lugar o dispositivo. Gracias al aprovechamiento de Akamai Intelligent Platform, que incluye más de 175 000 servidores en más de 100 países, las soluciones de rendimiento web de Akamai ofrecen un conjunto de servicios gestionados específicamente destinados a acelerar y proteger la distribución de aplicaciones en la nube. Puede confiar en las soluciones de rendimiento web como servicio en la nube que le ayudarán a mejorar el rendimiento de sus propios servicios en la nube.

Con las soluciones de rendimiento web de Akamai podrá:

  • Acelerar la distribución de aplicaciones web y otras aplicaciones basadas en IP a usuarios de todo el mundo, mejorando la experiencia del usuario final y aumentando la adopción de servicios y la productividad de los usuarios.
  • Mejorar la disponibilidad y la respuesta del servicio aprovechando el equilibrio de carga global automático entre varios centros de datos.
  • Obtener una visibilidad sin precedentes del uso del servicio y la experiencia del usuario final.
  • Emparejar las soluciones de rendimiento web con las soluciones de seguridad web de Akamai para proteger las aplicaciones en la nube contra amenazas a la ciberseguridad como los ataques de denegación de servicio, las inyecciones SQL o el scripting entre sitios.
  • Mejorar la experiencia de sus usuarios finales con servicios de nube privada, nube pública o nube híbrida.

Más información sobre las soluciones de rendimiento web para la gestión de la nube.