Blog

Avanzar al Edge de Internet: Una Perspectiva de una Nueva Era de la Informática

Written by

Lelah Manz

October 15, 2020

Al final de una ajetreada semana de actualizaciones de la plataforma Akamai, el Edge Computing se revela como un factor fundamental. Akamai lleva operando servicios en el borde de Internet desde hace más de 20 años, desde la optimización de la distribución de contenido multimedia, las aplicaciones y el IoT hasta la seguridad empresarial y en la nube. Ahora nos complace poner todo el potencial de nuestra plataforma a disposición de los desarrolladores con EdgeWorkers, que permite a las empresas ejecutar su propio código sin servidor en nuestros nodos del borde de Internet. Vamos a analizar por qué en Akamai consideramos que esto es tan importante y por qué el Edge Computing está cobrando fuerza en el sector.

¿Por qué avanzar al borde de Internet?

Creemos que el Edge Computing es el próximo y natural cambio de paradigma en TI, que da la bienvenida a una nueva ola de descentralización. En la última década, el sector ha pasado por dos tendencias de TI aparentemente yuxtapuestas. Por un lado, está la centralización y consolidación de la infraestructura en centros de datos en la nube (privados, públicos o híbridos). Por otro lado, desde el punto de vista de los usuarios finales, hemos sido testigos de una explosión de la diversidad y la distribución local de dispositivos cliente, impulsada por dispositivos móviles de alta capacidad y redes inalámbricas ampliamente disponibles. Este hecho ha motivado la aparición de una serie de desafíos propios a los que el Edge Computing puede enfrentarse de formas que la nube o los centros de datos tradicionales no pueden.

Las distancias entre los pocos centros de datos centralizados y los miles de millones de usuarios finales móviles repartidos por todo el mundo son demasiado grandes para permitir un rendimiento adecuado, ya sea para acoger aplicaciones en las que la latencia es crítica como simplemente para posibilitar una experiencia de usuario receptiva y altamente personalizada.

Y aunque la demanda de experiencias personalizadas de ese tipo ha crecido vertiginosamente, existe al mismo tiempo una creciente preocupación acerca de la retención y el procesamiento de todos los datos del usuario, incluidos los datos personales, en grandes centros de datos centralizados. La delegación completa del control a la nube exige una confianza unilateral por parte de los clientes, que a menudo entra en conflicto directo con las nuevas normativas de protección de datos y los principios Zero Trust.

Si bien uno de los factores clave para consolidar más servicios y funciones en la nube fue la reducción de costes, las interacciones necesarias entre los usuarios finales y la nube han dado lugar a enormes recorridos de ida y vuelta en la red y al crecimiento de los costes de tráfico, de almacenamiento e informáticos de la propia nube.

El Edge Computing ofrece un importante potencial para abordar estos problemas. Al ampliar la frontera de las aplicaciones, los datos y los servicios de los nodos centralizados a la periferia de la red, el Edge Computing acerca los datos, las aplicaciones, la información y la toma de decisiones a los usuarios y las "cosas" que actúan sobre ellos. Este enfoque pone el control y la confianza en el borde de Internet, y posibilita un modelo de aplicaciones y experiencias más centradas en las personas, al mismo tiempo que minimiza la transferencia de datos personales. Los requisitos informáticos, de recorridos de ida y vuelta, y de almacenamiento para la nube se reducen al mínimo, al igual que los costes asociados.

El Edge Computing es una arquitectura informática sin servidor

Lo que hace que el Edge Computing sea aún más fascinante y fácil de adoptar es que se sirve igualmente de procesos informáticos sin servidor, al menos cuando las empresas emplean una solución como nuestro EdgeWorkers, que se encarga de todo lo necesario para distribuir y ejecutar el código. No se necesita hardware y no hay que mantener ningún entorno de ejecución ni sistema operativo. Los desarrolladores y los equipos de TI tampoco tienen que preocuparse por la escalabilidad o la disponibilidad, ni por aspectos del rendimiento como los tiempos de arranque en frío o la distribución real de su código en la red periférica. Además, algo obvio pero importante, no necesitan poseer una red en el borde de Internet.

Crear y mantener una gran red distribuida de nodos en el borde de Internet es una tarea que no resulta factible ni tiene sentido comercial, incluso para empresas lo suficientemente grandes como para gestionar su propia nube privada. Akamai opera la red en el borde de Internet más grande y ampliamente distribuida del planeta. Al abrir esta plataforma al Edge Computing, podemos encargarnos de todos los aspectos fundamentales necesarios para ejecutar su código. Los desarrolladores deben poder centrarse exclusivamente en lo que hacen mejor: escribir código, innovar y crear aplicaciones que proporcionen valor a los usuarios finales y diferencien a la empresa.

El nuevo paradigma: coloque el código donde mejor funciona

Lo que hace que el Edge Computing destaque sobre muchas tendencias del pasado es que es decisivamente complementaria, no competitiva, respecto a la tendencia con la que parece estar yuxtapuesta. Las nubes privadas, públicas e híbridas seguirán siendo una pieza fundamental de la infraestructura, pero el Edge Computing será un lugar adicional, cada vez más importante, donde ejecutar el código.

En otras palabras, el cambio de paradigma no consiste en trasladarlo todo a este nuevo emplazamiento. El nuevo paradigma consiste en que es mejor distribuir las cargas de trabajo y los datos a los lugares donde se ejecutan mejor. ¿Necesita mantener las distancias, el tráfico y la latencia entre los datos y sus consumidores a niveles bajos? ¿Es necesaria la aplicación para minimizar la distribución y centralización de datos confidenciales, como información de identificación personal (PII)? ¿Tiene pensado utilizar datos e información basados en el contexto y la ubicación del usuario para tomar decisiones casi en tiempo real sobre la personalización? Si sus requisitos se parecen de estos, el mejor lugar para su código casi siempre será en el borde de Internet.

Las empresas no deben pensar en el Edge Computing como una tecnología que requiere cambios invasivos y una desviación radical de las prácticas existentes, unos desafíos que han hecho dudar a muchos de la adopción del cloud computing. En su lugar, deberían considerarlo como una herramienta adicional que no sustituye, sino que complementa y mejora los sistemas, las aplicaciones y los conceptos existentes. A fin de cuentas, la mayoría de las organizaciones ya utilizan algún tipo de tecnología en el borde de Internet para el almacenamiento en caché, la supervisión o la protección. Y si esto se puede extender a la ejecución de código personalizado, los casos de uso para el Edge Computing se pueden identificar e implementar uno por uno, y sin los principales problemas de implementación que el traslado a la nube ha supuesto en muchas ocasiones.

Eso es exactamente lo que estamos haciendo para las empresas con Akamai EdgeWorkers. Nuestros clientes actualmente utilizan EdgeWorkers para recortar los tiempos de espera de sus usuarios finales, reduciendo la latencia de segundos a microsegundos en los servicios de personalización basados en la geolocalización, o realizando una evaluación de consentimiento que exigen las normativas locales en el borde de Internet, en lugar de volver a la nube. Otros realizan transformaciones de URL y enrutamiento directamente en el borde de Internet para optimizar el almacenamiento en caché y minimizar los recorridos de ida y vuelta, lo que se traduce en tiempos de carga inferiores y en una disminución del tráfico de red y los ciclos informáticos en los servidores de origen. Puede encontrar artículos específicos del blog sobre algunos de estos casos de uso en los enlaces que aparecen a continuación.

Esto es solo el comienzo, y las posibilidades del código personalizado en el borde de Internet son casi infinitas. Akamai Intelligent Edge Platform es la red distribuida más grande, y ahora está a disposición de los desarrolladores para ejecutar su propio código, sin servidor y sin esfuerzo.

Solo tiene que traer su código. Nosotros nos encargamos del resto.

Comenzar

Si desea comenzar con los procesos informáticos sin servidor en el borde de Internet, puede registrarse en EdgeWorkers.

Más información

Hemos creado una serie de entradas con procedimientos e historias de usuarios que detallan cómo están utilizando los clientes de Akamai las nuevas funciones de EdgeWorkers e Image & Video Manager para ofrecer una mejor experiencia digital a sus usuarios finales. EdgeWorkers también será uno de los temas principales en nuestra próxima conferencia virtual Edge Live.

Habrá más oportunidades para interactuar con nosotros sobre este tema y otros más en Edge Live | Adapt el 10 y 11 de noviembre. Regístrese para ver cómo están aprovechando los clientes estas mejoras, participar en análisis técnicos y escuchar a nuestros ejecu



Written by

Lelah Manz

October 15, 2020