Ataques de denegación de servicio (DoS)

Detenga los ataques de denegación de servicio con Akamai

Los ataques de denegación de servicio (DoS) y los ataques distribuidos de denegación de servicio (DDoS) se han convertido en las mayores amenazas para las empresas y la seguridad de las aplicaciones durante los diez últimos años. Diseñados para inhabilitar el uso de redes y máquinas, los ataques de denegación de servicio son cada año más sofisticados, ya que los atacantes encuentran nuevas vulnerabilidades en las aplicaciones web y nuevas formas de burlar las medidas de seguridad tradicionales. El coste de los ataques de denegación de servicio o los ataques distribuidos de denegación de servicio puede ascender a decenas de miles de dólares por hora, y esto no es nada en comparación con la pérdida de ingresos potencial derivada de la insatisfacción de los usuarios y la pérdida de reputación.

Kona DDoS Defender de Akamai ofrece una protección altamente eficaz frente a ataques de denegación de servicio y se ha ganado la confianza de algunas de las principales marcas del mundo, empresas que se enfrentan a amenazas con un potencial devastador con mayor frecuencia.

Protección de varias capas frente a ataques de denegación de servicio

Kona DDoS Defender de Akamai aprovecha el poder y la escalabilidad de Akamai Intelligent Platform™ para ofrecer una protección única frente a ataques de denegación de servicio. Kona DDoS Defender detiene los ataques mediante el desvío de ataques a la capa de red y la absorción de ataques a la capa de aplicación en el perímetro de la red.

Hoy en día, los ataques de denegación de servicio pueden enviar fácilmente 300 GB de tráfico malicioso por segundo a sus objetivos. Los dispositivos de red locales, los proveedores de servicios de Internet (ISP) e incluso muchas soluciones basadas en la nube no pueden gestionar ataques de esta envergadura. Kona DDoS Defender absorbe los ataques mediante la amplia red de más de 240 000 servidores en más de 130 países de Akamai. Las capacidades de mitigación se implantan de forma nativa dentro de la ruta para frustrar ataques DoS o DDoS antes de que lleguen al origen del cliente. Kona DDoS Defender también incluye un firewall para aplicaciones web altamente escalable que ofrece protección frente a ataques a la capa de aplicación como la inyección SQL y los filtros de scripts de sitios.

Con la protección de Kona DDoS Defender frente a ataques de denegación de servicio, podrá:

  • Reducir el tiempo de inactividad con una solución que se adapta para gestionar incluso los mayores ataques de denegación de servicio.
  • Minimizar el riesgo de robo de datos mediante un firewall de aplicaciones web altamente escalable.
  • Mantener el rendimiento web durante los ataques gracias a la plataforma global Akamai Intelligent Platform.
  • Reducir los costes de seguridad web mediante los servicios en la nube de Akamai, sin necesidad de emplear hardware complejo y caro in situ.
  • Alcanzar una protección óptima frente a amenazas nuevas y cambiantes a través de reglas de seguridad constantemente actualizadas por el equipo de inteligencia contra amenazas de Akamai.

Obtenga más información sobre la detención de ataques de denegación de servicio con Kona DDoS Defender y las soluciones de seguridad en la nube de Akamai para la protección contra DDoS.