Linen Chest resuelve los problemas asociados al peso de las imágenes para agilizar las ventas

Linen Chest consiguió un mejor rendimiento y resultados superiores gracias a la solución Akamai Image Manager, que le permitió aumentar sus tasas de conversión en un 19 %.

Riaz Faride Linen Chest

"Sin necesidad de añadir nuevas fuentes de tráfico, hemos observado una mayor participación, con un aumento del número de visitas a la página, sesiones y conversiones. Las herramientas de Akamai e Image Manager desempeñaron un papel fundamental en este crecimiento".

Riaz Faride , Asesor principal , 6ix Digital

Desde el momento en que accedió a su cargo de director de Comercio Electrónico en el retailer de artículos para el hogar Linen Chest, Riaz Faride tuvo que enfrentarse a un importante desafío. Se encontraba al frente de un sitio en el que los tiempos de carga de las páginas oscilaban entre 6 y 30 segundos. El sitio de Linen Chest era pesado, las imágenes se alojaban en el origen, y el código, nunca refactorizado, requería una optimización. Riaz sabía que era necesario aplicar ciertos cambios inmediatamente.


"El día que llegué aquí, tuve que ponerme en marcha a toda velocidad. No había tiempo para experimentar".

Riaz, que había trabajado de programador anteriormente, era consciente de la importancia del rendimiento en su sitio web de comercio electrónico. Un mayor rendimiento, para él, se traduce en una tasa de conversión más alta.

"Los clientes necesitan poder cargar una página en dos o tres segundos. Si conseguimos este objetivo, los usuarios podrán explorar el sitio durante más tiempo, lo cual equivale a más sesiones. Y más sesiones, a su vez, equivalen a más ventas".

Con su dilatada experiencia en el sector del comercio electrónico, Riaz era consciente de la efectividad de las imágenes de alta calidad a la hora de conquistar a los compradores online, pero también comprendía la barrera que representaban con respecto al rendimiento web. Al evaluar la estrategia de gestión de imágenes de Linen Chest, detectó varios puntos en los que el rendimiento web podía mejorarse con una solución de optimización de imágenes en la nube. Entonces, hizo lo esperado: pidió ayuda a Akamai.

"En la empresa donde trabajaba antes, pude comprobar de lo que Akamai es capaz como plataforma y la manera en que ayuda a los retailers. No me lo pensé ni un segundo, me dirigí directamente a Akamai, donde me demostraron que había tomado la decisión correcta".

Con Image Manager de Akamai, Linen Chest pudo resolver los problemas de rendimiento y peso de las imágenes gracias a la simplificación de los flujos de trabajo, la automatización de la creación y la gestión, la optimización de la distribución y la agilización de la administración de las imágenes web.

"Ahora podemos ofrecer imágenes de más alta calidad, con el doble de resolución, sin miedo a retrasos que perjudiquen la experiencia del cliente".

Los resultados no solo se vieron en los flujos de trabajo. Al conseguir una mayor calidad sin comprimir las imágenes, Linen Chest fue capaz de distribuir páginas más ligeras y más rápidas. Como resultado, se ha podido apreciar la mejora del rendimiento del sitio en distintos parámetros, lo que reafirma la hipótesis de Riaz de que, con un mejor rendimiento, mejoran considerablemente los resultados comerciales.

"Sin necesidad de añadir nuevas fuentes de tráfico, hemos observado una mayor participación, con un aumento del número de visitas a la página, sesiones y conversiones. Las herramientas de Akamai e Image Manager desempeñaron un papel fundamental en este crecimiento".

Linen Chest Better Performance
Linen Chest Customer Spotlight Results

Al optimizar las imágenes para obtener la máxima calidad visual y rendimiento, mejora la experiencia de los usuarios en sitios web y aplicaciones móviles. Las optimizaciones automatizadas pueden reducir el tiempo de preparación de las imágenes, así como los costes y los esfuerzos asociados a su creación y transformación, lo que acelera el tiempo de comercialización. Al almacenar y distribuir imágenes en la nube, se reducen los costes de almacenamiento y se aprovechan datos de usuarios reales para entregar de forma inteligente la imagen más idónea a cada uno de ellos.

Comparación de la gestión de las imágenes antes y después

ANTES: Las tareas de recorte y cambio del tamaño de las imágenes a partir de una imagen "maestra" se hacían manualmente.
AHORA: Image Manager ahorra tiempo y esfuerzo, y reduce los errores humanos al crear automáticamente varios tamaños y variantes para las imágenes de marketing y de productos.

ANTES: La conversión de imágenes CMYK a RGB se llevaba a cabo manualmente, y Linen Chest no tenía capacidad para crear archivos de imagen WebP independientes para los navegadores Chrome.
AHORA: Image Manager gestiona automáticamente los formatos de archivo y la conversión del color.

ANTES: Las imágenes pesadas se alojaban en el origen y, a continuación, se subían a su cargador, provocando retrasos e imágenes que no tenían el tamaño adecuado para los compradores que utilizaban móviles y tablets.
AHORA: Las imágenes se alojan en NetStorage de Akamai, lo que reduce significativamente las solicitudes dirigidas al origen y proporciona una mayor agilidad. Además, el tamaño de las imágenes se adapta automáticamente a la pantalla del dispositivo que realiza la solicitud.

ANTES: Para evitar retrasos derivados del rendimiento de las imágenes y no perjudicar la experiencia del usuario —especialmente en dispositivos móviles— el equipo creativo se veía forzado a comprimir y reducir considerablemente las imágenes, en lugar de utilizar los recursos nítidos y de alta resolución que deseaba.
AHORA: El algoritmo de percepción de la calidad de Image Manager reduce los bytes de la imagen sin disminuir la calidad percibida. De esta forma, los usuarios móviles pueden recibir imágenes enriquecidas sin que el rendimiento se vea afectado, y el equipo creativo puede proporcionar imágenes con el doble de resolución para pantallas con densidades de píxeles más altas.