Responsabilidad corporativa

Estamos orgullosos de tener un papel de liderazgo a la hora de ayudar a habilitar un espacio de Internet abierto, seguro y respetuoso con el medio ambiente; de mantener la diversidad en nuestra contratación, asociaciones y prácticas de contratación; de promover la educación en el ámbito de las matemáticas y la excelencia de la nueva generación de innovadores en el campo de la tecnología y de actuar activamente en favor de las comunidades en las que vivimos y trabajamos.

Akamai valora y respeta las diferencias individuales y culturales de las personas, y por ello se compromete a proporcionar un entorno inclusivo que esté libre de cualquier tipo de comportamiento inapropiado, como el acoso o la discriminación. 

Por consiguiente, no podrán participar en la Fundación Akamai ni en el programa de ciudadanía corporativa sin ánimo de lucro de Akamai las empresas que apliquen políticas o actitudes discriminatorias a la hora de contratar, remunerar, proporcionar formación o servicios, o que ejecuten ascensos, despidos y/o jubilaciones basándose en motivos de raza, color, credo, origen, sexo, embarazo o situación familiar, orientación sexual, identidad de género, expresión de género, condición médica, discapacidad física o mental, información genética, edad, o condición de veterano militar, ascendencia o estado civil. La única excepción a esta política la constituyen las organizaciones religiosas, que están exentas de las leyes que prohíben dicha discriminación.