By working together, I believe Akamai is truly positioned to take a leadership role in minimizing the environmental impact of information technology systems."

En Akamai creemos que Internet ofrece oportunidades ilimitadas; puede acercar a los pueblos del mundo y facilitar un mayor entendimiento entre todas las personas del globo. Estamos orgullosos de formar parte de la estructura básica de Internet y poder contribuir a crear un mejor futuro para todos. También creemos que desarrollar nuestra actividad con integridad, una huella medioambiental reducida y el respeto de los derechos humanos resulta fundamental para aprovechar el tremendo potencial de Internet, además de constituir un valor esencial para nuestros clientes y las comunidades de las que formamos parte.

Nuestra iniciativa de sostenibilidad medioambiental se centra en abordar los impactos medioambientales materiales de nuestro consumo energético, de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y de la generación de residuos electrónicos. La gestión medioambiental tiene también cada vez más importancia entre nuestros clientes. Nuestro éxito ayuda a nuestros clientes a conseguir sus objetivos de sostenibilidad. Guiarnos por la sostenibilidad nos aporta un punto de vista original que no solo estimula nuevas formas de pensar respecto a nuestras operaciones, mercados y cadenas de suministro, sino que, además, impulsa la innovación.

Puesto que nuestros servidores resuenan en más de 120 países y miles de ubicaciones, nuestras operaciones de red son responsables del 93 % de nuestra huella medioambiental. Aumentar la eficiencia energética y la productividad de nuestra red es nuestra mayor oportunidad para mejorar la sostenibilidad de nuestras operaciones. También constituye un ejemplo de cómo alinear la sostenibilidad con los factores empresariales clave: reducir los gastos, estimular la innovación y ayudar a los clientes a cumplir sus objetivos de sostenibilidad. Para demostrar nuestro compromiso y fomentar una perspectiva global, nuestro objetivo anual es reducir la intensidad de GEI y la energía de red en relación con el tráfico de un 30 % año tras año.

Hasta la fecha, hemos logrado separar con éxito nuestro crecimiento empresarial del impacto de las emisiones de carbono y el uso de la energía aplicando mejoras en la eficiencia y la productividad. A pesar de que en los últimos siete años el tráfico de red se ha multiplicado por veinte, nuestro uso de energía y carbono ha crecido solo a una décima parte. Estos logros han dado como resultado un ahorro de millones de dólares en inversiones en bienes de equipo (CAPEX) y gastos de explotación (OPEX). Aun así, eficiencia y productividad siempre conllevan cierto consumo de energía, y nuestra huella de carbono sigue estando estrechamente ligada a la energía. Por esta razón, nos hemos propuesto descarbonizar nuestras operaciones reduciendo las emisiones de carbono absolutas por debajo de los niveles de 2015. Para ello, vamos a utilizar energía renovable en el 50 % de nuestras operaciones de red.

Aparte de la energía y los GEI, Akamai también ha aplicado varias medidas para gestionar de forma responsable el gran volumen de equipos electrónicos desechados, como servidores y portátiles. Desde 2012, Akamai se ha convertido en una empresa e-Stewards asumiendo un puesto clave para ayudar a hacer frente a la creciente crisis mundial de residuos electrónicos. De conformidad con el programa de estándares más riguroso para las prácticas de reciclaje de artículos electrónicos, ahora solo contamos con partners con certificación e-Stewards. Al dar prioridad a la reventa y el reciclaje, incrementamos al máximo el valor económico de estos activos. Akamai tiene el objetivo de procesar el 100 % de sus residuos electrónicos a través de proveedores de gestión de activos con certificado e-Stewards o de sus partners.

La transparencia es el eje central de nuestra iniciativa de sostenibilidad. Además de la información que proporcionamos en nuestro sitio web, Akamai publica su CDP desde 2009, donde se incluyen datos energéticos, parámetros y progresos con respecto a la gestión del cambio climático.

Para garantizar que logramos nuestros objetivos, es importante que nuestro enfoque con respecto a la sostenibilidad no sea una táctica ni un objetivo aislado, sino un modo de pensar sobre los sistemas y procesos, desvelando modos más eficientes e innovadores de hacer las cosas, observando el panorama y los mercados del futuro para identificar las oportunidades y los riesgos. Si trabajamos juntos, creo que Akamai estará realmente en posición de asumir un papel de liderazgo y de minimizar el impacto medioambiental de los sistemas de tecnología de la información.

Atentamente,

Tom Leighton Signature