Akamai dots background

Supervisión del rendimiento de las aplicaciones

La importancia de maximizar el rendimiento de aplicaciones fundamentales

A medida que las organizaciones siguen explotando las nubes tanto públicas como privadas para ofrecer software empresarial a bases de usuarios globales, la supervisión del rendimiento y la mejora de las aplicaciones se van convirtiendo en desafíos a gran escala. Desde alinear demandas de procesamiento de aplicaciones con la plataforma correcta hasta a asegurarse de que los usuarios finales disfruten de un rendimiento rápido y de la máxima disponibilidad, las organizaciones deben implementar estrategias de gestión del rendimiento de las aplicaciones para controlar costes, asegurar que se cumplen las medidas de rendimiento de base y ofrecer experiencias de usuario positivas que ayuden a fomentar la adopción de las aplicaciones.

Más allá de los cinco pilares

La gestión tradicional del rendimiento de las aplicaciones se puede describir como un sistema con cinco componentes clave. Se incluyen los siguientes:

  1. Supervisión y clasificación de la experiencia del usuario final
  2. Medición del rendimiento de todos los elementos de software y hardware relativos al rendimiento de la aplicación
  3. Perfiles de transacciones definidos por el usuario conforme se desplaza a lo largo del hardware y software que componen la plataforma de distribución de aplicaciones
  4. Evaluación de las demandas de recursos de hardware y software que componen la plataforma
  5. Análisis de datos recopilados en las otras cuatro categorías para descubrir patrones, identificar áreas de preocupación y priorizar medidas para optimizar el rendimiento de las aplicaciones.

Las nuevas estrategias exigen nuevos métodos

Más allá de los cinco pilares: la gestión tradicional del rendimiento de las aplicaciones se puede describir como que tiene cinco componentes clave.

Enfoque de Akamai para la gestión del rendimiento de las aplicaciones

Akamai ve la gestión del rendimiento de las aplicaciones como un desafío multifacético que requiere una solución integral. Ofrecemos gestión del rendimiento de las aplicaciones como parte de nuestra solución Alta, que va más allá de la típica base de datos, aplicación y niveles web de la infraestructura de distribución de la aplicación para solucionar lo que denominamos "el cuarto nivel" que se extiende desde el nivel de infraestructura de la web, fuera del origen y por todo Internet.

Este enfoque está diseñado para ofrecer una imagen clara de cada uno de los elementos de rendimiento de las aplicaciones en la nube, así como una inteligencia accionable en tiempo real para optimizar el rendimiento. Obtenga más información sobre Alta, el servicio de gestión de aplicaciones de Akamai.