COVID-19: preparación de Akamai

A fecha de mayo de 2021

Actuación de Akamai

Debido a las continuas preocupaciones asociadas a las olas de la COVID-19 en diferentes partes del mundo, Akamai quiere informar a clientes, proveedores y partners sobre las medidas que se han tomado para minimizar el riesgo de interrupción de nuestro negocio. Nuestros clientes pueden confiar en que Akamai seguirá proporcionando los mismos servicios fiables y de alta calidad en los que han confiado durante más de veinte años.

En Akamai, llevamos varias semanas controlando de forma activa la situación provocada por la COVID-19 en todo el mundo y hemos comunicado cualquier información relacionada a nuestros empleados. Un equipo de preparación ante pandemias compuesto por altos puestos de toda la empresa se reúne dos veces a la semana para evaluar las novedades, tomar decisiones y gestionar la planificación de la continuidad del negocio a medida que recibe nueva información. Para ello, se sirve de un grupo de trabajo interdisciplinario que supervisa y evalúa continuamente las últimas actualizaciones en materia de salud y economía, las normas y restricciones del Gobierno, y las repercusiones que todo esto puede tener sobre empleados y empresas.

Cada una de las decisiones que tomamos se basan en un mismo principio rector: hacer lo mejor para nuestros clientes, empleados, contratistas y proveedores, así como para las comunidades en las que operamos.

Continuidad de nuestro servicio y asistencia

Aunque hay ciertos entornos en los que es preferible recibir asistencia in situ, Akamai es perfectamente capaz de operar el funcionamiento remoto de Akamai Intelligent Edge Platform, así como de ofrecer asistencia al cliente, empresarial y técnica de forma remota. Los centros de control de operaciones de transmisión (BOCC) de Akamai ubicados en de EE. UU. y la India, y los centros de control de operaciones de seguridad (SOCC) ubicados en EE. UU., Costa Rica, Japón y Polonia pueden operar el funcionamiento de forma remota. Además, debido a que nuestros equipos de SOCC y BOCC operan a nivel mundial mediante turnos, estamos preparados para que el impacto se distribuya en todas las regiones en lugar de que se produzca de forma localizada. Los centros de control de operaciones de red (NOCC) de Akamai ubicados en EE. UU., la India y Polonia requieren un mínimo de esfuerzos in situ. Además de la redundancia global de estas operaciones en varios sitios, disponemos de planes de contingencia para permitir la continuidad de nuestro servicio y asistencia.

Actualmente, no estamos viendo un impacto en nuestra capacidad para ofrecer asistencia a los clientes. Disponemos de planes de mitigación en caso de que tengamos una situación en la que se vea afectada la asistencia al cliente, lo cual incluye priorizar casos de prioridad alta con respecto a aquellos que tienen una prioridad más baja, priorizar los requisitos de asistencia premium, solicitar a las personas que trabajen horas adicionales y redistribuir a las personas de funciones de asistencia para casos de menor gravedad.

Akamai Intelligent Edge Platform

El núcleo de las muchas ofertas de servicios de Akamai reside en Akamai Intelligent Edge Platform, una red superpuesta de distribución global con más de 370 000 servidores presentes en 4000 ubicaciones e instalados en más de 1435 redes de 135 países. Gracias a su diseño verdaderamente único, Akamai Intelligent Edge Platform es capaz de soportar fallos en una o varias ubicaciones.

Supervisión continua

Nos encontramos ante una situación cambiante, pero seguimos vigilándola de manera diligente en tiempo real y comunicando cualquier novedad a todas las partes interesadas. Creemos que las estructuras y políticas que estamos poniendo en marcha nos permitirán seguir llevando una gestión eficaz y centrarnos en garantizar el cumplimiento de nuestro compromiso con nuestros clientes y la seguridad de nuestros empleados y comunidades.