Akamai dots background

Ciberataques

Debido a que actualmente las corporaciones y los clientes a los que ofrecen servicios dependen de los sitios web y las aplicaciones basadas en Internet para crear, consumir y hacer negocios, los riesgos para la privacidad y seguridad a los que están expuestos a diario crecen exponencialmente. Los ciberataques, que ya no se limitan a objetivos de alto nivel, pueden afectar a cualquier empresa que dependa de aplicaciones, dispositivos y sistemas en red.

Las organizaciones gubernamentales y empresas financieras siguen siendo el objetivo principal de muchos ciberataques, en particular los perpetrados en nombre del hacktivismo. Sin embargo, debido a la infraestructura abierta de Internet y a la mayor disponibilidad de herramientas de ataque fáciles de implementar, cualquiera con las habilidades básicas necesarias puede realizar un ciberataque, con lo que la ciberseguridad se convierte en una prioridad para cualquier empresa que disponga de activos digitales valiosos y esté presente en Internet.

Ciberataques: Motivos y métodos

Los ataques cibernéticos o ciberataques aprovechan las vulnerabilidades, ya estén asociadas al software, a los dispositivos informáticos o a las personas que los administran y utilizan. Con el aumento de la complejidad de los sitios web y el rápido desarrollo de aplicaciones, aumenta la posibilidad de sufrir ataques. Mientras tanto, los piratas informáticos y cibermercenarios crean, distribuyen y utilizan sofisticadas herramientas de exploit y malware para robar o destruir datos empresariales fundamentales, comprometer sitios web e interrumpir estructuras operativas.

Tanto si el motivo es el espionaje como el sabotaje, los ciberdelincuentes emplean distintos métodos de ataque, como el "spear-phishing", el ataque de inyección SQL, el filtro de scripts de sitios (XSS) y los ataques de fuerza bruta, adaptándolos o usándolos de forma combinada para llevar a cabo elaborados ciberataques. Uno de las tácticas más perturbadora utilizada en los ciberataques es el ataque distribuido de denegación del servicio (DDoS), en el que se utilizan botnets para congestionar un sitio web o una aplicación web hasta el punto que los usuarios legítimos no pueden acceder a él, algo que cuesta a las empresas millones de dólares en ingresos, pérdida de productividad y daños en la reputación.

Cómo proteger su empresa de los ciberataques

Las empresas, en particular las que han sufrido los efectos de los ciberataques, han reforzado los controles de seguridad perimetrales, como los firewall y los sistemas de detección de intrusiones. Por desgracia, los métodos de seguridad de centros de datos tradicionales como estos no son suficientes para proteger a las empresas frente a amenazas cibernéticas distribuidas a gran escala o ataques furtivos en el nivel de aplicación.

Lo que necesitan las empresas actualmente son arquitecturas de defensa de varios niveles que no solo detecten y detengan los ciberataques lo más cerca del origen que sea posible, sino que también sean escalables para absorber amenazas masivas. Y eso es precisamente lo que ofrecen las soluciones de seguridad en la nube de Akamai a nuestros clientes.

  • Nuestra solución Kona Site Defender ofrece una prevención de DDoS inigualable en los niveles de aplicación y red, y se puede escalar rápidamente para mitigar ataques de gran volumen y garantizar la disponibilidad y el rendimiento de los sitios web de nuestros clientes, sin importar la gravedad del ataque.
  • Nuestro servicio de firewall de aplicaciones web puede detectar y bloquear posibles ataques en los niveles de HTTP y HTTPS, para proteger las aplicaciones de nuestros clientes frente a filtraciones de seguridad SSL y los tipos más comunes y dañinos de ataques HTTP, incluidos los ataques XSS y de inyección SQL.

Descubra cómo las soluciones de seguridad en la nube de Akamai pueden ayudarle a proteger su empresa frente a ciberataques.