Akamai dots background

Nube híbrida

Cloud computing ha demostrado ser una forma eficaz y ágil de implementar servicios de TI, por lo que para la mayoría de las empresas la pregunta no es si deben utilizar esta tecnología, sino cómo hacerlo. Cada son más las empresas que adoptan la "nube híbrida" como forma óptima de aprovechar las ventajas de cloud computing.

¿Qué es una nube híbrida?

Una nube híbrida es una solución que combina "lo mejor de ambos mundos" y permite aprovechar las ventajas de las nubes públicas y privadas:

  • Las nubes públicas son propiedad de empresas de cloud computing, que se encargan de explotarlas y están disponibles para cualquier cliente que esté dispuesto a pagar por el servicio. Para los clientes empresariales, la principal ventaja de las nubes públicas es su escalabilidad a la carta casi ilimitada, sin necesidad de inversión económica.
  • Una nube privada es utilizada exclusivamente por una empresa particular y suele ser propiedad de dicha empresa, que es la encargada de explotarla. Para la empresa, una nube privada ofrece un mayor grado de control, seguridad y transparencia que una nube pública.
  • Una nube híbrida es una arquitectura de cloud computing distribuida en la que la empresa complementa su nube privada con recursos de una nube pública, con cierto grado de integración entre las dos.

¿Por qué utilizar una nube híbrida?

Existen dos razones principales para implementar una nube híbrida. La primera es que la mayoría de empresas soporta diferentes cargas de trabajo de TI; algunas incluyen datos y procesos muy confidenciales y otras los requisitos de confidencialidad son menores. Una estrategia de nube híbrida habitual consiste en desplegar los datos y las aplicaciones confidenciales en servidores en la nube privados y externalizar las cargas de trabajo menos críticas en nubes públicas más económicas.

El segundo motivo para utilizar una infraestructura de nube híbrida es satisfacer los picos de demanda. El tamaño de una costosa nube privada se puede adaptar para satisfacer los niveles de demanda de servicio típicos. De esta forma, en un proceso que se conoce como "cloud bursting", se pueden satisfacer los picos ocasionales en la demanda mediante recursos de nube pública más económicos que siempre están disponibles.

Cómo le ayuda Akamai a rentabilizar más su inversión en nube híbrida

Para que las empresas que utilizan un enfoque de nube híbrida ofrezcan servicios de TI a un equipo móvil disperso, el componente de nube pública y el componente de nube privada tienen algo importante en común: ambos depende de Internet como plataforma de distribución de servicios ampliada. Un desafío clave asociado a la gestión de la nube es garantizar que los usuarios finales disfrutan de una experiencia fiable y productiva con los servicios de nube, con independencia de su ubicación y el tipo de dispositivo conectado a Internet que utilicen.

Aquí es donde Akamai puede ayudarle a sacar el máximo partido a la inversión en nube híbrida. Gracias a nuestra plataforma de aceleración de aplicaciones global, que incluye más de 175 000 servidores en más de 100 países, Akamai ofrece soluciones de aceleración que:

  • Proporcionan a sus usuarios una experiencia más rápida y fiable con las aplicaciones en la nube, lo que genera mayores índices de adopción de servicios y mejora la productividad.
  • Optimizan la distribución de aplicaciones en tiempo real en función de factores que incluyen el tipo de red, la congestión de la red, el tipo de dispositivo conectado, el tipo de navegador, etc.
  • Mejoran la seguridad web de sus aplicaciones en la nube impidiendo los ataques provenientes de Internet.
  • Optimizan el rendimiento de las aplicaciones de la nube híbrida a través de WAN, además de a través de la red pública de Internet.

Más información sobre las soluciones de aceleración de nube híbrida de Akamai.