Akamai dots background

Ataques de inyección SQL

Los ataques de inyección SQL aprovechan errores de diseño habituales en las aplicaciones web y sigue siendo un método fácil y eficaz de ataque cibernético. La amenaza de las inyecciones SQL representa un grave problema de seguridad relacionado con bases de datos para las organizaciones, ya que actualmente es el vector de ataque de uso más extendido entre los piratas informáticos para poner en peligro los sitios web. Los grupos de hacktivistas como el Ejército Electrónico Sirio son conocidos por el uso de herramientas de vulneración de inyecciones SQL para sabotear e infiltrar propiedades online, así como para distribuir malware.

Los peligros de un ataque de inyección SQL

Capaz de atacar a sitios web externos o a bases de datos internas, los ataques de inyección SQL son empleados por los ciberdelincuentes para manipular, robar o destruir datos. Aprovechándose de las vulnerabilidades en el nivel de la base de datos de una aplicación, los piratas informáticos son capaces de inyectar consultas SQL maliciosas en el campo de entrada de una página web, engañar a la aplicación para que ejecute comandos no intencionados y penetrar en la base de datos especializada. Un ataque de inyección SQL puede ralentizar el rendimiento de las aplicaciones, el robo, la pérdida o la corrupción de datos, denegación de acceso o incluso la toma del control absoluto del servidor.

Prevención de un ataque de inyección SQL en sus aplicaciones web

Mientras las empresas se esfuerzan por ofrecer sitios web interactivos y atractivos, la base de datos (un componente clave de cualquier aplicación basada en web que ofrezca contenido dinámico) se convierte en un objetivo útil a la hora de atacar todo tipo de empresas y organizaciones. Afortunadamente, hay maneras de evitar un ataque de inyección SQL:

  • Los diseñadores de aplicaciones web deben familiarizarse con el funcionamiento interno de los ataques de inyección SQL a través de un tutorial de inyección SQL online con el fin de evitar errores de codificación, adoptar una técnica de validación de entrada adecuada y reforzar las instrucciones SQL.
  • Los departamentos de TI deben actualizar e instalar parches en los servidores y aplicaciones con la mayor asiduidad posible, emplear sistemas de prevención de intrusos y tecnologías de supervisión de bases de datos, así como implementar las aplicaciones y las pruebas de penetración en la red para hacer frente a las vulnerabilidades.
  • Las organizaciones pueden aprovechar el potencial de un firewall de aplicaciones web basado en la nube, el mejor método de defensa frente a los ataques de inyección SQL y la manera más asequible de evitar que un gran número de ciberataques tengan por objetivo el nivel de aplicación.

Atenuación de los riesgos de los ciberataques mediante el uso de un firewall de aplicaciones web

Un firewall de aplicaciones web (WAF) ayuda a proteger sus servidores y aplicaciones web mediante la inspección del nivel HTTP y el uso de patrones para identificar, aislar y bloquear el trafico anormal o malicioso. Kona Site Defender de Akamai, una potente solución de seguridad web implementada en línea en la plataforma global Akamai Intelligent Platform, no solo defiende sus aplicaciones web con un WAF completo y altamente escalable, sino que además reduce el riesgo de sufrir ataques distribuidos de denegación de servicio (DDoS) a gran escala. Al incorporar controles sofisticados en el nivel de aplicaciones, nuestro WAF basado en la nube permite realizar una inspección profunda de paquetes de HTTP/S, garantizando la seguridad de capa de sockets seguros (SSL) de sus transacciones a la vez que evita el abuso del tráfico HTTPS como el ataque BREACH. Dado que nuestras soluciones se despliegan en los límites de Internet, podemos detectar y detener el tráfico sospechoso antes de que llegue a sus servidores, sin poner en riesgo el rendimiento y la disponibilidad.

Obtenga más información sobre cómo pueden las soluciones de seguridad en la nube de Akamai ayudarle a mantener el rendimiento y la integridad de sus aplicaciones y sitios web.