Akamai dots background

Soluciones para plataformas como servicio (PaaS) e infraestructuras como servicio (IaaS)

Cómo superar los desafíos asociados al rendimiento y la seguridad en la nube

Los proveedores de soluciones de plataforma como servicio (PaaS) e infraestructura como servicio (IaaS) se enfrentan a un conjunto común de desafíos que deben superar para garantizar una correcta distribución de servicios y fomentar la adopción. En primer lugar, definiremos los conceptos de IaaS y PaaS.

IaaS se refiere principalmente a la compra de capacidad básica de almacenamiento, potencia de procesamiento y soluciones de red para respaldar la distribución de aplicaciones de cloud computing. Es el siguiente paso lógico para las empresas que desean trasladar procesos y aplicaciones específicos a la nube, pero quieren seguir manteniendo un alto grado de control y administración sobre las funciones y aplicaciones.

PaaS se puede considerar como un paso más en la "cadena de alimentación" de cloud computing, en la que las empresas compran no solo la potencia, las soluciones de red y el almacenamiento informáticos a un tercero, sino también componentes para el desarrollo de aplicaciones como bases de datos, uso compartido de archivos y otras funcionalidades. Esta solución reduce en parte el control para la organización cliente, pero al mismo tiempo libera ostensiblemente recursos que permiten centrarse en la creación de los elementos específicos de software que se ejecutarán en la plataforma.

Tanto IaaS como PaaS han experimentado un crecimiento exponencial. Un reciente estudio de Gartner indica que la penetración de IaaS crecerá un 45,4 % en 2012, hasta 6200 millones de dólares, y se prevé que PaaS alcance 1200 millones de dólares en 2012.

Equilibrio del control, los costes y la capacidad

Evidentemente, en IaaS se conserva un mayor control de la infraestructura de TI de la empresa. Pero dicho control tiene un coste. Por lo general, los modelos de IaaS tienen estructuras de costes más difíciles de predecir y gestionar. PaaS, por el contrario, ofrece una estructura de costes que se puede gestionar más de cerca. Su inconveniente es la dependencia de los proveedores y el sacrificio de la flexibilidad mediante la integración del "producto con la plataforma". Aunque PaaS está en pleno desarrollo y es probable que crezca en relación con IaaS durante los próximos años, algunas empresas siempre elegirán el control sobre los costes.

La capacidad y el rendimiento son quizás las consideraciones operativas clave que comparten tanto los proveedores de PaaS como los de IaaS. Eso se debe a los factores de facilidad de uso que se están adoptando enormemente en las aplicaciones basadas en web en cada escenario.

Akamai presta servicio tanto a IaaS como PaaS

El alcance global y la capacidad de Akamai Intelligent Platform™ nos permite satisfacer las necesidades de proveedores y clientes de IaaS y PaaS. No solo se trata de la plataforma informática distribuida más grande del mundo, sino también una de las más seguras. Para obtener más información sobre cómo Akamai ofrece unos precios claros y predecibles y un rendimiento inigualable para IaaS y PaaS, consulte Alta, la plataforma de distribución de aplicaciones, la solución de Akamai para proveedores de IaaS y PaaS.